‘Gallo Pedro’ crece al ámbito nacional y duplica los participantes hasta un total de 30 cortometrajes

La ventana abierta a la discapacidad que es el concurso ‘Gallo Pedro’ se ha convertido en su quinta edición ya en un amplio balcón donde la luz de la diversidad engloba por primera vez a proyectos nacionales, de tal manera que ha logrado casi duplicar los participantes: de 18 el pasado año hasta los 30 cortometrajes admitidos, entre los 130 que se han presentado. El XVII Festival Internacional de Cine de Almería ha exhibido los nueve finalistas esta tarde en el Teatro Apolo, para que sean disfrutados por el público, compuesto, entre otros, por asociaciones de personas de diversidad funcional, que votarán el premio del público, uno de los cinco que concede ‘Gallo Pedro’.

El Teatro Apolo se llena para ver los 9 trabajos finalistas, que ofrecen una mirada inclusiva de la discapacidad, y votar el premio del público

El certamen, organizado por el Ayuntamiento de Almería y la asociación de personas con discapacidad Verdiblanca, y enmarcado en el programa de actividades paralelas de FICAL, ha crecido en la calidad de los trabajos, “como refleja que dos de los proyectos también concursan en el Certamen Internacional de Cortometrajes de Almería”, explica el presidente de Verdiblanca, Antonio Sánchez de Amo.

El diputado de Cultura, Antonio Jesús Rodríguez, ha afirmado, en la presentación, que “cada año FICAL ofrece un espacio hacia aquellos colectivos que entendemos que son los que más lo necesitan. Es un ejemplo más de la colaboración de las dos administraciones, Ayuntamiento y Diputación, junto a la asociación Verdiblanca, que tiene un papel importantísimo en este concurso”, mientras que la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Almería, Rafaela Abad, ha manifestado que “queremos ofrecer otras miradas de ver el cine. En esta línea, quiero felicitar a Verdiblanca por sus aportaciones en la defensa de los derechos de las personas con discapacidad y aportar iniciativas culturales”. El director de FICAL, David Carrón, ha confesado que “Gallo Pedro cada año está más integrado en el festival, ha sido positivo ampliar las miras y pasar de local a nacional, y quizás algún día haya que fusionarlo en el propio Certamen de Cortometrajes y dar un premio ‘Gallo Pedro’ dentro del mismo festival”. El presidente de la asociación Verdiblanca ha explicado que con ‘Gallo Pedro’ “buscamos que el resto de la sociedad pueda visualizar lo que se está haciendo dentro del mundo de la discapacidad”.

Este año la duración máxima de los cortos se ha ampliado de 10 a 20 minutos. Todas las obras audiovisuales giran alrededor de la inclusión de las capacidades o habilidades diferentes, o, si no es así, deben tener algún miembro con diversidad funcional en el equipo técnico o artístico. El jurado valorará especialmente los cortometrajes que traten de manera inclusiva a la discapacidad y aborden de manera creativa la atención integral, la estigmatización, los retos, la superación, la accesibilidad y en general cualquier situación que afecta a la vida de las personas con diversidad funcional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s